Una de las mayores libertades que gozamos como seres humanos, es la de poder elegir a qué equipo de futbol le queremos ir.

Al elegir ser aficionado, tus pensamientos, palabras y acciones desvelarán cuál es la mentalidad con la que vas a regir tu vida, de tal manera que tu forma de pensar se puede contagiar exponencialmente a amigos, vecinos y familiares.

Los tres tipos de mentalidad que existen en los aficionados son:

 

  1. Mentalidad mediocre

Es el aficionado que siempre culpará al árbitro y a los medios de las desgracias de su equipo. Se enoja fácilmente y explota violentamente cuando hablas de su equipo porque él piensa diferente.

 

  1. Mentalidad promedio

Es el aficionado que cree que su equipo depende de milagros como el famoso “Sí se puede”, se aferra a los viejos tiempos y se la vive comparando a su equipo actual con el de temporadas pasadas.

 

  1. Mentalidad abundante

Es el aficionado que reconoce la derrota de su equipo, sueña con el futuro y sus expectativas viven debajo del miedo ya que piensan que su equipo puede mejorar siempre.

 

¿Con qué tipo de mentalidad te identificas más tú?

 

 

 

 

 

 

Post anterior53 excusas para no ser exitoso Siguiente post¿Cómo puedes derrotar a la mente?

Deja un Comentario