¿Qué tan importante es el éxito hoy en día? ¿Qué tanto haces y mereces para lograr el éxito que tanto anhelas?

Para el éxito no hay justificaciones. Sé consciente que al no obtener los resultados que esperabas fue que te concentraste más en tus palabras y te olvidaste de los hechos. Al final de tu vida, lo que más trascenderá de ti son tus hechos y no tanto tu habilidad para crear situaciones en la mente para evadir un compromiso que puede cambiar tu vida.

Este artículo no es para que te sientas culpable o frustrado. Este artículo pretende lograr el efecto contrario en ti, es decir, que te des cuenta en qué puedes mejorar para lograr todo lo que te has propuesto.

En el libro “Piense y hágase rico” el autor, Napoleon Hill, recapitula una lista de excusas que las personas usan con mayor frecuencia. ¿Con cuáles de éstas te identificas más?

  1. Es que si tuviera dinero…
  2. Es que si tuviera suficiente empuje…
  3. Es que si tuviera una buena educación…
  4. Es que si mi personalidad fuera diferente…
  5. Es que si pudiera tener un mejor trabajo…
  6. Es que si gozara de buena salud…
  7. Es que si dispusiera de más tiempo…
  8. Es que si los tiempos fueran mejores…
  9. Es que si otras personas me comprendieran…
  10. Es que si las condiciones que me rodean fueran diferentes…
  11. Es que si pudiera regresar el tiempo…
  12. Es que si no tuviera miedo de lo que la gente dice…
  13. Es que si me dieran una oportunidad…
  14. Es que si otras personas no lo hubieran conseguido antes que yo…
  15. Es que si no hubiera algo que me detenga…
  16. Es que si fuera más joven…
  17. Es que si pudiera hacer lo que quisiera…
  18. Es que si hubiera nacido rico…
  19. Es que si conociera a la gente adecuada…
  20. Es que si tuviera el talento que algunas personas tienen…
  21. Es que si me atreviera a hacer las cosas que no todos están dispuestos a hacer…
  22. Es que si sólo hubiera aprovechado las oportunidades del pasado…
  23. Es que si la gente no me pusiera nervioso…
  24. Es que si no tuviera que mantener la casa y los hijos…
  25. Es que si pudiera ahorrar más dinero…
  26. Es que si me tomaran más en cuenta…
  27. Es que si contara con alguien que me ayudara…
  28. Es que si mi familia me comprendiera…
  29. Es que si viviera en otro país o en otra ciudad…
  30. Es que si solo volviera a empezar…
  31. Es que si fuera libre…
  32. Es que si tuviera la personalidad de otros…
  33. Es que si tuviera mejor condición física…
  34. Es que si mi talento fuera más conocido…
  35. Es que si pudiera abrirme paso…
  36. Es que si pudiera salir de deudas…
  37. Es que si no hubiera fracasado…
  38. Es que si supiera como…
  39. Es que si nadie se opusiera…
  40. Es que si no tuviera tantas preocupaciones…
  41. Es que si pudiera estar con la persona adecuada…
  42. Es que si la gente no fuera tan insensible…
  43. Es que si solo fuera más seguro de mi mismo…
  44. Es que si no tuviera la suerte en mi contra…
  45. Es que si hubiera nacido bajo otro signo…
  46. Es que si no tuviera que trabajar tanto…
  47. Es que si no hubiera perdido tanto dinero…
  48. Es que si tuviera un pasado tan doloroso…
  49. Es que voy a pensarlo…
  50. Es que déjame platicarlo con la almohada…
  51. Es que yo te aviso…
  52. Es que más adelante, ahora (y nunca) es mi momento…
  53. Es que si hay que invertir, no puedo…

 

¿Con cuántos pretextos te identificas?

¿Cuáles sigues empleando y sigues igual que hace un año, cinco años, diez años?

Si tu mente sigue poniendo pretextos, posponiendo cosas creyendo que vas a encontrar el día perfecto para entonces comenzar a hacerlo, no te quejes que tu vida no es exitosa.

Si realmente quieres algo, ¡VE TRAS ELLO!

Post anterior¿Por qué le va mal a Cruz Azul? Siguiente postLa mentalidad del aficionado

Deja un Comentario