Hace unos días, tuvimos la oportunidad de platicar sobre liderazgo y desarrollo de habilidades con Raúl “Potro” Gutiérrez, entrenador de la selección mexicana sub-23, quien estará dirigiendo al equipo nacional en los próximos Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016.

Un entrenador debe ser ejemplo y guía para que el futbolista desarrolle más y mejor sus habilidades fuera del terreno de juego brindándole herramientas de adaptación al cambio, liderazgo, inteligencia emocional, negociación, comunicación oral y escrita, uso de redes sociales, etc.

“Potro” Gutiérrez, quien ya fue campeón del mundo en 2011 con la selección sub 17, es uno de los pocos entrenadores que ha trabajado justamente en aspectos de liderazgo y desarrollo de habilidades con sus dirigidos, marcando una importante diferencia y posicionándose más como entrenador-formador.

Para Gutiérrez, un líder es la persona que te guía, muestra los caminos, te hace crecer con tus habilidades, fortalece tus oportunidades para mejorar y te ayuda a convertirte en mejor persona; el líder es quien sirve a otros y a la gente que se tiene a cargo:

“Me defino como un líder equilibrado en el cual me gusta que el desarrollo se haga de buena forma, con exigencia… A mayor exigencia y competencia, las personas y los equipos crecen”

Como jugador el “Potro” también tuvo un liderazgo importante en los equipos en los que se desempeñó y ahora en su rol de entrenador considera que es importante ser orientado:

“Todo pasa por orientación; yo soy profesor también de primaria, soy profesor normalista y de alguna manera ésta parte impacta en tu forma de ser. Yo estudié un momento en el que prácticamente saliendo de la secundaria hacías 4 años de magisterio y, vamos, estamos hablando de que estás en una etapa de adolescencia y ya te están enseñando a enseñar”

Raúl considera que muchas veces lo que un futbolista necesita en la cancha, además de un grito de apoyo, es un grito para que se oriente:

“Tuve a grandes líderes que seguir de quienes siempre tomas la mejor parte y con base a ello te vas conformando, le vas sumando cositas con lo que te vas definiendo tanto como jugador y como entrenador”

Es así como el liderazgo y desarrollo de habilidades de un entrenador de futbol no pasa solamente por conocimientos. La actitud, mentalidad y la imagen que proyecta a sus jugadores, es vital para inspirarlos y hacer que crean en él y lo sigan.

Aquí está nuestra entrevista con el “Potro”:

Post anterior¿Qué habilidades puede desarrollar un futbolista más allá de la cancha? Siguiente postLas lecciones del Leicester city  

Deja un Comentario