La tenista rusa Maria Sharapova convocó hace unos días a los medios a una conferencia de prensa para confirmar que había dado positivo a un reciente control antidopaje practicado durante pasado el Abierto de Australia.

En términos de imagen deportiva, destaca la buena preparación que tuvo la ex número uno del mundo para hablar frente a los medios y manejar esta crisis que, inevitablemente, golpea su carrera.

A manera de análisis, éstos son los aciertos de Sharapova en ésta rueda de prensa:

1. Valor para convocar a una rueda de prensa

Pocos deportistas cuidan tan bien a sus audiencias como la tenista rusa. Aquí lo importante no sólo era explicar el por qué de su dopaje, sino dar la cara y una versión directa.

2. El poder del lenguaje corporal

Pena y vergüenza fueron las emociones que proyectó, actitudes que fueron coherentes con sus palabras. La vestimenta, sencilla y seria, hicieron más sólidos sus mensajes.

3. Explica con claridad lo que sucedió

Sin ahondar mucho en detalles, explicó claramente cuál era la sustancia con la que había dado positivo, quién se la había recetado y las consecuencias de haberla consumido y la responsabilidad que asume al dar positivo en el control antidopaje.

4. Reconocer su error

Durante una crisis no es recomendable culpar a otros. María asume que es la principal responsable y lo reconoce con apertura y honestidad.

5. Aclara que no se va a retirar

En días previos al anuncio de ésta rueda de prensa, circularon rumores de que iba a anunciar su retiro de las canchas. Al contrario, ofreció disculpas y pidió una nueva oportunidad.

6. Abierta a responder preguntas

Después de terminar de dar su mensaje, dio tiempo para que los medios de comunicación hicieran preguntas. A pesar de lo difícil de la situación, no evidenció prisas o ganas de salir corriendo.

7. Contacto visual con la audiencia

La credibilidad depende en cómo se comunican verbal y no verbalmente los mensajes. Mantener contacto visual con la audiencia es fundamental para hacerles saber que estás diciendo la verdad. Las palabras no sólo bastan.

Acciones y mensajes como los reflejados en ésta conferencia de prensa (bien planeados, entrenados y ejecutados) demuestran que las crisis se pueden manejar tan bien como uno desee, todo radica en comunicar bien.

Post anteriorMis objetivos para la selección mexicana en el 2016 Siguiente postThe weight of sports image

Deja un Comentario