No todos los deportistas tienen la oportunidad de estudiar una carrera. Unos, quizá, por carecer de recursos económicos, otros, posiblemente, por apatía. Sea como sea, el futbol no debe estar peleado con el conocimiento ya que siempre se pueden complementar.

María Fernanda Cruz, futbolista que recientemente se acaba de unir al equipo de la Universidad Anáhuac de Querétaro, nos relata sus aprendizajes y sensaciones como futbolista y, ahora también, como universitaria:

¿Qué es para ti ser parte de la Universidad Anáhuac?

Es motivo de orgullo. Es una de la universidades más reconocidas en México y jugar para esta universidad es algo muy bonito. Se siente desde los primeros días, la responsabilidad que llevas al portar su escudo, tanto en el fútbol como en la parte académica.

Cruz está consciente que el camino no es sencillo, implica sacrificio, salir de la zona de confort, esforzarse por obtener buenas calificaciones y entrenar intensamente para lograr una buena condición física para responder a las exigencias de su nuevo equipo.

¿Qué sensaciones has experimentado en tus primeros días como futbolista de la Universidad Anáhuac?

Desde el primer día sabes que debes esforzarte y trabajar a tope. La primera semana fue de prueba para estar en el equipo representativo. Ya una vez conformado el equipo, los siguientes días han sido pesados. Entrenar la parte de la preparación física ha sido muy exigente, pero sabemos que eso nos va venir bien para los partidos. El equipo está conformado por alumnas de diferentes semestres, por lo que existe una base de años anteriores que han hecho que las nuevas integrantes nos sintamos parte del equipo desde el primer día. La unión de equipo se está haciendo más sólida conforme pasan los días, queremos hacer un gran torneo.

El salto a la universidad para María Fernanda fue como empezar otra vez desde cero, pero, afirma, los sueños y objetivos son los mismos y se siguen manteniendo firmes en su carrera.

¿Cómo te has sentido con tu nuevo equipo? ¿Cómo fue el cambio?

No fue fácil tomar la decisión de cambiar de equipo, pero me ha venido muy bien el cambio. Estoy muy contenta con mis compañeras, sé que lograremos buenos resultados en los torneo que compitamos. Voy en buen camino para lograr mi sueño de jugar en Europa.

Los aprendizajes de la futbolista originaria del Distrito Federal han sido muy significativos por lo que considera que cualquier persona bien podría compaginar sus estudios con su carrera.

¿Cuáles son tus aprendizajes principales?

Dejar atrás la etapa de la preparatoria. Saber que no veré a mis compañeros de clases un año más en el salón. Aunque aquí, también he conocido personas increíbles. Otro aprendizaje fue conocer nuevos temas, maestros y compañeros en mi carrera de Mercadotecnia. Asímismo, también he aprendido a valorar lo que tengo y la persona que soy, pues muchos jóvenes de mi edad no pudieron entrar a la universidad y gracias a Dios yo tengo esa oportunidad.

María Fernanda Cruz espera que su ejemplo contagie a muchos futbolistas para que, además de ser futbolistas, puedan tener una carrera que les ofrezca muchas herramientas más para la vida.

Post anteriorLa importancia del código de disciplina para los clubes Siguiente postLa imagen de los Patriotas de Nueva Inglaterra

Deja un Comentario