Seriedad y sencillez, reflejos, compromiso y responsabilidad son algunas de las características que han convertido a esta identidad deportiva en el capitán de su selección.

Noel Valladares, el San Noel o el Tenemos portero, es un jugador que tiene una apariencia tranquila e inocente. La madurez que proyecta, sin duda, es un elemento que lo ha hecho distinguirse y destacar en su equipo y en su selección nacional.

A través de su vestimenta refleja cercanía, sencillez y juventud, así como su interés por estar cómodo con lo que trae puesto. Esto también lo hace ver mesurado y amigable.

A través de su lenguaje corporal se observa tenso al bajar la mirada y apretar los labios, sorprendido y esperando aprobación por lo que dice al levantar las cejas y sostener la mirada con el entrevistador, así como contento y orgulloso al sonreír y mirar hacia la cámara cuando le hablan del lugar donde nació.

Lenguaje corporal Noel Valladares

Con sus palabras, especialmente, está demostrando ansiedad e inseguridad, lo que podría condicionar su imagen como líder de Honduras:

“ehhhh, bueno, la verdad que con muchas ansias de entrar a la cancha ya y entrar a jugar y darlo todo por Honduras. Estamos muy animados, con muchas ganas de poder, ehhhh, este, hacer algo bueno, que el pueblo hondureño pues se sienta orgulloso…”

Palabras Noel Valladares

Él es Noel Valladares una identidad deportiva que confía en que sus reflejos ayuden a su país a brillar más en Brasil.

Post anteriorLa imagen del “correcaminos” ecuatoriano Siguiente postLa imagen del águila nigeriana de plumaje azul

Deja un Comentario