Rostro ovalado y barba de tres días. Dinamismo en el peinado como en su adaptabilidad para jugar fuera de su país. Una identidad deportiva aventurera y dispuesta a hacer historia con su selección.

Javed Nekounam evidencia a través de su estilo modernidad, versatilidad y gusto por estar siempre a la moda. Una imagen sofisticada, dominante, llamativa que proyecta una alta seguridad y deseos de impactar con lo que trae puesto y demuestra fuera del campo de juego.

Al hablar en entrevistas, el “príncipe de Persia” mundialista transmite a través de su comunicación no verbal indecisión al entumir los labios y también que es una persona que le gusta recordar sonidos y mantener un diálogo interior.

Su actitud al expresarse verbalmente es tranquila, lenta y muestra pocas emociones; confía más en sus sentidos que en los recuerdos.

Él es Javed Nekounam, una identidad deportiva que quiere llenar a su selección de un espíritu competitivo en los mundiales.

Post anteriorLa imagen del águila nigeriana de plumaje azul Siguiente postRecomendaciones para Luis Suárez para recuperar su imagen

Deja un Comentario