Es el prodigio y portento chileno, es la gambeta azulgrana que con sus rápidos trazos rasura con perfección el pasto del Nou Camp. Una identidad deportiva que hace maravillas con el balón en cualquier posición del campo: Alexis Sánchez.

Su perfecto y cuidado peinado, sus dos aretes en cada oreja y su nulo vello facial son los elementos que lo hacen ver veloz, y comunica una imagen natural con rasgos creativos que delatan que busca que lo perciban juvenil pero, sobretodo, impredecible.

Las cejas levantadas y ojos abiertos en señal de sorpresa ya son un signo distintivo y clásico en su imagen. Su sonrisa casi automática lo hacen percibir agradable y amistoso.

Alexis se ha empeñado en construir una identidad deportiva que en apariencia no es protagonista pero hay ruedas de prensa donde se proyecta chistoso y bromista, y entrevistas donde sus palabras rozan la polémica, lo cual lo hace mediático.

Su discurso cuida algunas formas pero en ocasiones se brinca el “protocolo” y las formas que hay que mantener al expresarse, y parece que se arrepiente por algunas de sus declaraciones:

“No sé si cansado pero a veces aburre que cada frase que uno va a decir en cada entrevista hay que tener mucho cuidado, más cuando estás en un equipo grande como el Barcelona”

Ver en:  (http://www.youtube.com/watch?v=mnctIyBXgbs)

Alexis Sánchez es una identidad deportiva que pretende seguir siendo la maravilla chilena y el héroe en Brasil, a su estilo.

Post anteriorLa imagen del “niño” de guerra Siguiente postLa imagen del mariscal colombiano

Deja un Comentario