Una crisis siempre representa una oportunidad para mejorar, para hacer mejor las cosas, para reflexionar y demostrar que nadie es perfecto.

Chivas es uno de los clubes mexicanos con más sólida identidad pero su imagen es inconstante y evidencia la soberbia de su dueño, Jorge Vergara, un tipo polémico que se ha distinguido por tomar decisiones precipitadas.

A nivel general, y no solamente deportivo, los errores de imagen en la crisis chiva son:

1. Problemas internos entre futbolistas

Al final del partido entre Chivas-Monterrey, la cámara de Televisa toma a los jugadores Omar Bravo y Patricio Araujo empujándose y reclamándose el uno al otro, situación que muestra que aparentemente las cosas no están bien en el interior del club.

2. Sembrar demasiada expectativa al despedir a Lavolpe

Después del despido de Ricardo Lavolpe por una supuesta conducta inapropiada con una mujer del staff, nunca se revelaron los motivos de su salida lo que dió pie a que empezaran las especulaciones y a obtener rápidas conclusiones.

3. Lavolpe destapa la “caja de Pandora”

Lavolpe declara en conferencia de prensa irregularidades como el que le cambiaron la cifras de su contrato, así como señalar que hay dos jugadores que le dijeron que son las orejas de la esposa de Vergara, y a afirmar que la podóloga se dedicaba a hacer masajes, lo cual exhibe ridiculamente al equipo tapatío y a sus directivos.

4. Jorge Vergara pierde cada vez más credibilidad

Después del choque de declaraciones entre el presidente y dueño de las Chivas, y el ex técnico del “rebaño” Ricardo Lavolpe, la percepción del público es que Jorge Vergara es el que miente.

5. Hacer más grande y grave el problema

Esta mañana en una entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, Vergara vuelve a “atacar” a Lavolpe y afirma que fue a buscar a la podóloga con una toalla y sin ropa. Más argumentos y menos soluciones.

6. Incapacidad para planear crisis

No es la primera vez que las crisis sorprenden a Chivas, de nuevo demuestran su incapacidad para planear y anticiparse a ellas para sostener una postura de credibilidad y mantener la tranquilidad.

Después de todos estos incidentes, la imagen tan poderosa de Chivas se ha convertido en una mentira y han perdido credibilidad. Ni siquiera los desplegados o sus campañas de marketing podrán salvarlas…

Post anteriorRecomendaciones de imagen personal Siguiente postLa imagen de Rafa Márquez

Deja un Comentario