Es la samba convertida en flamenco. El orden y el progreso transformados en furia española.

Diego Costa es una identidad deportiva que comunica una imagen accesible con pequeños rasgos de creatividad que lo hacen percibir sencillo, tranquilo y amigable.

En entrevistas, cuando se le pregunta sobre lo que para él representa jugar para España, revela sentimientos encontrados y lo complicado de su decisión. Miradas hacia un lado al evocar recuerdos, parpadeos y tomar aire delatan “dolor” y sus palabras revelan lo convincente de su decisión:

‘Aqui lo he hecho todo, todo lo que tengo en mi vida, todo lo que tengo que me ha dado ha sido en este país’

Las emociones de Costa son transparentes y su identidad deportiva refuerzan sus mensajes de tranquilidad, aunque en ocasiones evidencia nerviosismo cuando sus ojos acceden a sensaciones, se muerde los labios, ve hacia el lado superior accediendo a recuerdos y mira tiempo después hacia abajo volviendo a tener contacto con sus emociones, así lo expresa en este discurso:

‘Que lo importante es el grupo. Si el grupo está de acuerdo de cree que la decisión era correcta para el bien del grupo y yo encantado’

El es Diego Costa, una imagen deportiva que busca la gloria con la selección española en el Mundial de Brasil.

Post anteriorLa imagen del "culpable" Layún Siguiente postLa imagen de Luis Suárez

Deja un Comentario